El Volcanismo Cuaternario en el Ecuador
La Cordillera Occidental
Cordillera Occidental
Es lo que se conoce como el frente volcánico, pues la fila de volcanes se puede definir fácilmente gracias a la ubicación de los centros de emisión y su espaciamiento regular. Este alineamiento tiene unos 360 km de longitud y 30-40 km de anchura. Las elevaciones de los estratovolcanes principales alcanzan 4500-5000 m, sin embargo, el Chimborazo llega a los 6300 m, siendo el volcán más alto en los Andes septentrionales. Los principales volcanes son (de Norte a Sur): Chiles-Cerro Negro, Cotacachi-Cuicocha, Pululagua, Casitagua, Pichincha, Atacazo-Ninahuilca, Corazón, Illiniza, Quilotoa, Chimborazo-Carihuarazo; y muchos otros volcanes y centros de emisión de tamaño menor y edad más avanzada.
La ubicación de los volcanes del frente volcánico está relacionada en primer lugar con la profundidad de la zona de subducción y por lo tanto de la génesis de los magmas; y en segundo lugar por las estructuras crustales, particularmente la presencia de fallas y fracturas que intersectan la cordillera en forma diagonal (e.g. NW-SE). Sin embargo, vale destacar que en muchos casos no se ven volcanes donde los lineamientos principales intersectan la fila volcánica, sugiriendo que el principal factor que controla la ubicación de los centros de emisión es la profundidad de la zona de Benioff.
En cuanto a la petrografía y geoquímica de los productos volcánicos, se debe destacar una evolución desde un volcán basal eminentemente lávico, constituido por andesitas de dos piroxenos hasta un edificio caracterizado por la formación de domos, un dinamismo más explosivo y una composición dacítica con hornblenda. Ejemplos de esta evolución se pueden apreciar en el Pichincha, Atacazo, Iliniza y Cotacachi. Sin embargo, hay otros volcanes tales como el Chimborazo que no presentan una diferenciación magmática progresiva, y cuya afinidad petrogrfica y geoquímica es mas acorde con los volcanes de la Cordillera Real (e.g. Cotopaxi). Salvo el sector de Chachimbiro, se desconocen centros cuaternarios de actividad riolítica en esta cordillera.
En cuanto a la edad del volcanismo en esta Cordillera, los datos son escasos. En base a las dataciones dadas por Barberi et al., (1988) se puede estimar que la base de los stratovolcanes como el Pichincha datan de 1.5 Ma aproximadamente. De todos los centros volcánicos, solo el Guagua Pichincha y el Quilotoa han tenido erupciones en tiempos históricos (a partir de 1532 AD), sin embargo, las dataciones por 14C indican claramente que el Quilotoa, Ninahuilca, Pululagua, Cuicocha y Cerro Negro han tenido erupciones de magnitud en el transcurso de los últimos tres mil años. En cuanto a los otros centros de emisión, su actividad se extendió hasta la última glaciación (entre 50.000 años y 5.000 años antes del presente).
Se considera que los volcanes activos de este alineamiento son peligrosos, puesto que sus erupciones tienden a ser muy explosivas, caracterizadas por el crecimiento de domos, la generación de flujos piroclásticos, grandes caídas de ceniza, y la generación de lahares. Afortunadamente la tasa de recurrencia se mide en cientos a miles de años.
Cuicocha
 
Ilinizas
 
Chimborazo
 
Quilotoa
 
 
   
   
   
     
 
Principal | Noticias | Quiénes Somos | Contactenos | ©2006 Instituto Geofísico - EPN