Volcanes - Instituto Geofísico - EPN

Volcanes (236)

Los volcanes activos son observados a través de diversas tecnologías.

El día 3 de abril de 2019, a partir de las 16h10 la estación sísmica BNAS registró un lahar secundario (figura 1a) en el flanco noroccidental del volcán Cotopaxi. Este evento es uno de los 119 registrados en esta quebrada desde Agosto de 2015 hasta la fecha (figura 1b) y es el cuarto más grande con un volumen aproximado de 40 mil m3, descarga pico de 18-20 m3/s y una duración de poco más de 120 minutos.

Nuevo lahar secundario del volcán Cotopaxi

Figura 1. a) Registro sísmico de la estación BNAS que muestra el hidrograma del lahar que ocurrió en la quebrada Cutzualo-Agualando el 3 de abril de 2019 a las 16h10 TL. b) recurrencia de los lahares secundarios registrados en la misma quebrada desde agosto de 2015 hasta la actualidad.

Nueva fase eruptiva

Resumen

El volcán Sangay, provincia Morona Santiago, presenta evidencias de haber comenzado una nueva fase eruptiva este 26 de marzo de 2019, observada en una alerta de emisión de ceniza de la Washington VAAC y una imagen del satélite GOES 16. También se registró una señal de explosión en la estación multiparamétrica SAGA (flanco W del volcán). Esto representa una potencial amenaza para la gente que frecuenta las zonas aledañas al volcán, especialmente para quienes deciden ascender a la cumbre del mismo.

La última erupción del volcán fue en el año 2018, donde tuvo lugar una fase eruptiva con una duración de 4 meses, entre el 8 de agosto y el 7 de diciembre. Esta erupción fue caracterizada por la emisión de columnas de ceniza de hasta 2500 m sobre el nivel del cráter (snc), que provocaron una pequeña caída de ceniza en Guayaquil el 18 de septiembre. Adicional y restringido a las cercanías del cráter del volcán, se pudieron observar flujos de lava y flujos piroclásticos que descendieron por los flancos orientales y sur orientales (Informe Especial 2018 N°3).

Después de varios meses de inactividad, el volcán Tungurahua mostró un incremento en los parámetros de monitoreo sísmicos, de deformación, gases y actividad superficial a partir del 27 de enero del 2014. Durante el 27 de enero y el 1ro de febrero se generaron explosiones que formaron columnas de ceniza que alcanzaron pocos kilómetros sobre el nivel del cráter.

En la mañana del 1ro de febrero de 2014, se generó un enjambre (alto número de eventos sísmicos) de eventos tipo largo período durante varias horas. Debido a esta actividad anormal se alertó a las autoridades y población que habita a los alrededores del volcán Tungurahua, sobre la posibilidad de una erupción. Luego de varias horas de inactividad superficial se produjeron dos explosiones que generaron dos flujos piroclásticos pequeños. A las 17h45 del 1ro de febrero, junto con una tercera explosión se generaron flujos piroclásticos que descendieron por todas las quebradas del volcán (ver fotografías) alcanzando entre 6-7km de distancia. La columna eruptiva alcanzó ~8km sobre el nivel del cráter. Durante ese día la dirección del viento se dirigió hacia el sur y sur-este por lo que se registró caída de ceniza en las provincias localizadas al sur del volcán Tungurahua (ej. Provincia de Chimborazo y Azuay) y principalmente en los poblados cercanos al volcán.


Secuencia de la actividad eruptiva a través de la cámara del Observatorio del Volcán Tungurahua, muestra la fase paroxismal (fase más intensa de la erupción) que estuvo compuesta por sucesivas explosiones acompañadas de flujos piroclásticos los cuales descendieron por varias quebradas de los flancos del volcán.

Página 1 de 30