Jueves, 13 Enero 2022 09:56

Informe Volcánico Especial Wolf - 2022-002

Actualización de la actividad del volcán Wolf – Isla Isabela, Archipiélago de Galápagos

Resumen
El volcán Wolf (altura: 1710 m snm) ubicado en la parte norte de la Isla Isabela en el Archipiélago de Galápagos, inició una nueva fase eruptiva a las 23h20 del 6 de enero de 2022, hora de Galápagos (00h20 del 7 de enero de 2022, hora de Ecuador continental). La evolución de esta erupción ha sido vigilada mediante estaciones sísmicas y diferentes sistemas satelitales, mediante los cuales se ha podido constatar principalmente la emisión y avance de flujos de lava y columnas de gas. Los datos de deformación analizados hasta el 5 de enero (fecha de la última imagen de la constelación Sentinel-1-ESA), evidenciaron una importante deformación previa a la erupción del 06 de enero en la Isla Isabela del Archipiélago de Galápagos. Los flujos de lava han sido emitidos por al menos 3 fisuras ubicadas en el flanco suroriental del volcán, y han alcanzado una distancia máxima de aprox. 16.5 km, sin llegar a la margen costera (Fig. 1. actualizada el 11/01/2022), y han cubierto una superficie aproximada de 7.4 km2. Centenares de alertas termales satelitales han sido registradas diariamente en relación a estos flujos de lava, mismas que han disminuido progresivamente en los últimos días, lo cual se puede interpretar como una disminución de la tasa de emisión de lava, o el enfriamiento paulatino de los mismos. De igual forma, la desgasificación de dióxido de azufre (SO2) estimada por los sistemas satelitales ha decrecido considerablemente de 60 mil toneladas el 07/01/2022 a 8.1 mil toneladas el 12/01/2022. La actividad interna del volcán registrada por los sensores sísmicos más cercanos (Estación FER01 - Volcán Fernandina) muestran una tendencia ligeramente descendente. Todo esto permite concluir que la actividad tanto interna como superficial del volcán Wolf se encuentra con una tendencia descendente a la fecha de publicación del presente informe. Sin embargo, no se puede descartar un repunte en la actividad eruptiva, como lo ocurrido en la erupción del año 2015.

Informe Especial Wolf 2022-002
Figura 1. Mapa preliminar de los flujos de lava emitidos durante la erupción del volcán Wolf – Islas Galápagos. El mapa fue elaborado en base a las imágenes satelitales de los satélites: Sentinel-2 y PlanetScope. Se puede observar que los flujos de lava han cubierto un área aproximada de 7.4 km2, y que su alcance máximo ha sido de aproximadamente 16.5 km desde el vento de mayor altura (triángulo azul).


Recomendaciones generales
Mantenerse informado de la evolución de la actividad eruptiva en la página web del Instituto Geofísico y en sus redes sociales: Twitter, Facebook y Telegram. Seguir las recomendaciones del Parque Nacional Galápagos y de las autoridades de gestión de riesgos (SNGRE y GADs). El IGEPN se mantiene atento a los posibles cambios en esta nueva fase eruptiva del volcán Wolf, e informará de forma diaria sobre su evolución. Nota: La interacción entre los flujos de lava ardiente y el agua del mar puede provocar explosiones, por consiguiente, no se recomienda acercarse a los flujos de lava en caso de que estos lleguen al mar.

Anexo técnico-científico

Deformación
Los datos de deformación procesados entre diciembre de 2020 y noviembre de 2021 mostraban tasas de inflación de ~80 mm/año, sin embargo, desde diciembre de 2021 al 5 de enero de 2022 la tendencia se aceleró hasta una tasa ~300 mm/año (Fig. 2). Los datos de deformación se interpretan como intrusiones de magma en profundidad, que dan lugar a erupciones como la que inició en el volcán Wolf el 06 de enero en la Isla Isabela - Galápagos.

Informe Especial Wolf 2022-002
>Figura 2. Procesamiento (Sarscape) interferométrico de imágenes de Radar de Apertura Sintética (InSAR), con imágenes de la constelación de satélites de Sentinel-1 de la Agencia Espacial Europea (ESA). Las imágenes para el periodo de estudio han sido obtenidas con órbitas descendentes entre el 5 de diciembre 2020 y el 5 de enero de 2022 (antes de la erupción).


Registro sísmico
El registro sísmico asociado a la erupción del volcán Wolf muestra que, desde el primer pico de actividad del 7 de enero, la tendencia en cuanto a sismicidad se ha mantenido relativamente estable, con una posible tendencia descendente al 12 de enero (Fig. 3). De igual forma, a la fecha de publicación del presente informe, el conteo diario de eventos registrados en la estación FER01, ubicada en el volcán Fernandina, aproximadamente a 36 km al suroccidente del volcán Wolf, muestra una disminución en la cantidad de sismos diarios (Fuente: Informes diarios del volcán WOLF No. 2022 del 1 al 6; https://www.igepn.edu.ec/servicios/busqueda-informes ).
Informe Especial Wolf 2022-002
Figura 3. Evolución sísmica de la erupción del volcán Wolf. RSAM (Promedio de la amplitud sísmica en tiempo real) en frecuencias de 5 – 10 Hz. Este registro es obtenido mediante la estación FER01 en el volcán Fernandina, que es capaz de detectar la actividad en el volcán Wolf. Notar en la figura los niveles de base de actividad registrados por la estación antes del pico de actividad el 7 de enero, posteriormente los niveles de actividad se mantienen por encima de los valores pre-eruptivos, aunque con una tendencia a la baja en los últimos días.


Imágenes satelitales
Gracias a las imágenes satelitales (GOES-16) se ha podido observar la evolución de la actividad eruptiva del volcán Wolf. Esta erupción se caracteriza por la emisión de flujos de lava y columnas de emisión de gas volcánico a través de una fisura radial en el flanco suroriental.

Flujos de lava
Los flujos de lava han sido emitidos a través de al menos 3 fisuras ubicadas entre la cota de los 1290 m (vento activo el 7 enero) hasta los 1090 m sobre el nivel del mar (altura del vento activo a la fecha de emisión del presente informe) en el flanco suroriental del volcán (Fig. 1 y 4). Los flujos de lava han alcanzado una extensión aproximada de 16.5 km desde el vento más alto y han cubierto un área aproximada de 7.4 km2 (Fig. 1). Además, se han podido observar algunos incendios producidos por las altas temperaturas de los flujos de lava en interacción con la vegetación de la zona. Durante su trayectoria el flujo ha cambiado su dirección aproximadamente a los 11.6 km de camino, tomando un rumbo hacia la margen costera. Sin embargo, la distancia que separa al frente del flujo de lava del mar hasta el 11/01/2022 es de aproximadamente 3 km en línea recta (Fig. 1 y 4).

Informe Especial Wolf 2022-002
Figura 4. Imagen satelital del 11 de enero de 2022 del satélite Sentinel-2. En la imagen se observa una columna de gas que se dirige al suroccidente, así mismo se puede observar la traza térmica (IR) del flujo de lava activo emitido desde el flanco suroriental del volcán Wolf.


A lo largo de la erupción se han generado cientos de alertas termales diarias registradas por diferentes sensores satelitales (p.e., MODIS – Moderate Resolution Imaging Spectroradiometer y VIIRS - Visible Infrared Imaging Radiometer Suite), las cuales son procesadas por diferentes plataformas (p.e., MIROVA, FIRMS, WORLDVIEW). Generalmente estas alertas se asocian a las altas temperaturas derivadas de los flujos de lava emitidos por el volcán. En los últimos días las alertas termales detectadas en el volcán Wolf han decrecido en intensidad como en cantidad, reflejando un descenso en la tasa de emisión, así como el progresivo enfriamiento de los flujos de lava (Fig. 5).

Informe Especial Wolf 2022-002
Figura 5. Alertas termales proporcionadas por la plataforma FIRMS utilizando los sensores satelitales MODIS y VIIRS. La figura muestra la cantidad de alertas termales diarias asociadas a los flujos de lava emitidos por el volcán Wolf desde el inicio de la erupción.


Desgasificación (Alertas VAAC y SO2 detectado)
Las columnas de emisión de gases volcánicos se han dispersado principalmente hacia el suroccidente, con excepción del día 7 de enero, cuando se dirigieron al occidente y nororiente. Las alertas de ceniza emitidas por la Washington VAAC asociadas a estas columnas de gas se generaron únicamente los días 7 y el 8 de enero. Las alturas reportadas han disminuido de 2600 metros sobre el vento el 7 de enero, a 300 metros el 8 de enero, para posteriormente no ser detectadas; lo que implica que la intensidad de las emisiones ha disminuido. Vale destacar que no existen poblaciones cercanas al volcán o en la dirección de las columnas eruptivas. Además, los sistemas satelitales han permitido obtener datos de desgasificación de dióxido de azufre (SO2) asociados a la erupción del volcán Wolf. Los valores de SO2 detectados por el sistema Mounts han disminuido de 60 mil toneladas el día 7 de enero hasta llegar a 8.1 mil el 12 de enero (Fig. 6), indicando un descenso en la actividad superficial del volcán, tal como lo han registrado otros sistemas satelitales.

Informe Especial Wolf 2022-002
Figura 6. Valores máximos de dióxido de azufre detectado por los sistemas satelitales: Mounts (http://www.mounts-project.com/targets) y NASA (https://so2.gsfc.nasa.gov/).


Elaborado por: MA, DA, FJV, StHz, PR, BB
Instituto Geofísico
Escuela Politécnica Nacional

Visto 177 veces