Actualización de la actividad y el Trabajo del IGEPN

RESUMEN
Desde la publicación del 28 de diciembre (Informe Especial No. 5), el volcán Cayambe sigue con una actividad sísmica anómala caracterizada por sismos de tipo volcano-tectónicos (fractura) y largo periodo (movimiento de fluido) ubicados entre 2 y 8 km debajo de la cumbre. En enero se registró un promedio de 15 LPs y 36 VTs por día, mientras que hasta la fecha durante este mes se han registrado un promedio de 15 LPs y 21 VTs por día hasta el momento, indicando una ligera disminución que comenzó en la última semana de enero.

Andinistas han reportado que el olor a azufre, que estuvo en un nivel alto desde octubre hasta diciembre, ha disminuido significativamente en la actualidad.

Se realizó sobrevuelos al volcán, pero debido a las malas condiciones y a la cantidad de nieve, las observaciones de las grietas observadas en diciembre, no fueron muy claras.

Debido al tipo de sismos registrados y sus localizaciones se estima que la anomalía o agitación interna del volcán es más probable que tenga un origen magmático. Una erupción a mediano plazo (semanas a meses) es posible, aunque muy poco probable si no se producen cambios bruscos o una aceleración en los parámetros de monitoreo. Los escenarios eruptivos detallados en los informes anteriores siguen válidos: S0- una erupción freática muy pequeña cuya influencia sería las inmediaciones del cráter; S1- una erupción magmática pequeña similar el evento ocurrido el 1785. Se continuará evaluando el comportamiento del volcán y reforzando la red de monitoreo instrumental en las próximas semanas.

Desde que se recibió las primeras señales de agitación, el Instituto Geofísico ha instalado estaciones adicionales [1 GPS, 1 Inclinómetro y 1 DOAS (sensor de gas)], con planes para otra estación sísmica en un futuro cercano, y ha actualizado una de las estaciones existentes [estación sísmica ANGU se cambió de periodo corto a banda ancha – aumentando su capacidad para medir parámetros de eventos más grandes] para asegurar nuestras capacidades de monitoreo. El instituto también tiene reuniones semanales para discutir e interpretar los datos recibidos, asegurando que cualquier cambio en el volcán será detectado.

Publicado en Volcanes

El martes 31 de enero del 2017, el Instituto Geofísico de la Escuela Politécnica Nacional (IG-EPN) hizo la entrega oficial en COE cantonal de la “Actualización de las zonas potencialmente amenazadas por lahares del volcán Cayambe” en el teatro Luis Felipe Borja del municipio del cantón Cayambe. El Ing. Braulio Novoa asesor de la alcaldía presidió la reunión junto a los directivos de las diferentes mesas técnicas del COE.

Publicado en Comunidad

Los días 21 y 23 de diciembre de 2016, personal técnico del Área de Vulcanología del Instituto Geofísico de la Escuela Politécnica Nacional (IGEPN), realizó dos sobrevuelos a los volcanes activos del Ecuador. El día 21 de diciembre en una avioneta CESSNA 206 STATIONAIR a los volcanes Sangay y Tungurahua y el día 23 de diciembre en un avión QUEST KODIAK a los volcanes Cayambe y Cotopaxi, siguiendo las rutas que se muestra en la Figura 1.

Publicado en Volcanes
Miércoles, 28 Diciembre 2016 19:44

Informe Especial Volcán Cayambe Nº 5 - 2016

Actualización de la actividad

RESUMEN

Desde la publicación del 13 de diciembre del Informe Especial No. 4, el volcán Cayambe sigue con una actividad sísmica anómala caracterizada por sismos de tipo volcano-tectónicos (fractura) y largo periodo (movimiento de fluido) ubicados entre 2 y 8 km debajo de la cumbre.  En las últimas dos semanas se han registrado un promedio de hasta 40 sismos por día, notándose que desde el 24 de diciembre el número de eventos se incrementó, en especial los del tipo volcano-tectónicos, generándose además un enjambre el día 27, cuando se contabilizaron 100 sismos, de pequeña magnitud.

Por otro lado, se mantiene un persistente y fuerte olor a azufre que ha sido reportado por las andinistas durante su ascensión a la cumbre y se ha confirmado la presencia de nuevas grietas en el glaciar cerca de la parte superior del volcán.

En cuanto a la deformación de los flancos se observa que se mantiene la anomalía, ahora un poco más clara en los datos de GPS.

Se realizó un sobrevuelo al volcán y no se observaron anomalías térmicas en el mismo, pero se pudo distinguir la grieta que fue descrita por los andinistas en días pasados.

Debido al tipo de sismos registrados y sus localizaciones se estima que la anomalía agitación interna del volcán es de origen magmático. Una erupción a mediano plazo (semanas a meses) es posible aunque poco probable si no se producen cambios bruscos o una aceleración en los parámetros de monitoreo. Los escenarios eruptivos detallados en los informes anteriores siguen válidos: S0- una erupción freática muy pequeña cuya influencia sería las inmediaciones del cráter; S1- una erupción magmática pequeña similar el evento ocurrido el 1785.  Se continuará evaluando el comportamiento del volcán y reforzando la red de monitoreo instrumental en las próximas semanas.

Publicado en Volcanes

En días pasados miembros del Instituto Geofísico de la Escuela Politécnica Nacional (IGEPN) y el Sr. José Paca (miembro de los guardaparques del Parque Nacional Cayambe-Coca) instalaron un inclinometro en las faldas del volcán Cayambe, a 4650 metros de altura, con el propósito de medir posibles deformaciones de los flancos en la parte occidental del volcán.  Como es de conocimiento general, en las últimas 6 semanas el volcán Cayambe ha tenido un incremento en el número de sismos y de las magnitudes de ellos (ver Informe Especial No. 4).

Publicado en Comunidad

Se mantiene la actividad sísmica

RESUMEN

El volcán Cayambe continúa con una actividad sísmica anómala caracterizada por sismos de tipo volcano-tectónico (fractura) y largo periodo (movimiento de fluidos), ubicados entre 2 y 8 km bajo la cumbre. El 8 de diciembre se registró un sismo de largo periodo de magnitud M=3 a 7 km bajo la cumbre. Adicionalmente se observa una muy ligera deformación del volcán detectada mediante instrumentos. Los andinistas que han subido a la cumbre reportan un aumento del olor a azufre y la presencia de nuevas grietas en el glaciar del volcán.

La agitación que presenta el volcán tiene probablemente un origen magmático o hidrotermal. De no haber cambios en los parámetros de monitoreo, se considera que una erupción del volcán es posible, pero poco probable, a mediano plazo (semanas a meses). Dos escenarios eruptivos se detallan al final de este informe: S0, una erupción freática muy pequeña, cuya zona de afectación serían las zonas cercanas al cráter; S1, una erupción magmática pequeña, similar al evento ocurrido en 1785-1786. Se continuará evaluando el comportamiento del volcán en las próximas semanas y se actualizarán los escenarios en caso de registrarse cambios significativos.

Publicado en Volcanes

Entre el 30 de noviembre y el 01 de Diciembre de 2016, un equipo de técnicos del Instituto Geofísico visitó la zona de Cayambe para realizar mediciones de emisiones de gas y de parámetros  físico-químicos en sus fuentes termales.

Utilizando la técnica de Mobile DOAS, se recorrieron las principales vías que rodean al  coloso,  en busca de emisiones de gas de proveniencia volcánica. Cabe mencionarse que durante estas travesías no se identificaron emisiones de SO2 provenientes del volcán Cayambe.

Publicado en Comunidad
Viernes, 02 Diciembre 2016 17:27

Informe Especial - Volcán Cayambe Nº 3 - 2016

Anomalías sísmicas

RESUMEN

El 5 de junio del presente año se registró un incremento en el número de eventos sísmicos tipo VT (generados por el fracturamiento de rocas). Este enjambre se reportó en el informe especial publicado el 22 de Junio de este año. Esta actividad ocurrió en la forma de un enjambre (varios sismos de magnitudes similares producidos en un período corto de tiempo) que se localizó al nororiente, fuera del edificio volcánico, y muy cerca de uno de los sistemas de fallas más activos que cruzan el Ecuador (Sistema de fallas Chingual).

Esta actividad fue disminuyendo progresivamente retornando al nivel de base durante el mes de Agosto. A partir del inicio del mes de Septiembre se observó nuevamente un incremento leve pero progresivo que ha sido más marcado en las últimas semanas.

En los últimos días se registraron varios eventos volcano-tectónicos. En particular el 14 de noviembre se registró un sismo de magnitud 3.3 que se localizó bajo el volcán y el día 27 ocurrió otro sismo de magnitud 3.6, también bajo el volcán y que se sintió levemente en las zonas altas del edificio. Estos dos eventos son particularmente anómalos debido a su magnitud. Con el sismo ocurrido el día 27, se presentó un enjambre de sismo volcano-tectónicos, que tuvo una duración de 2 horas. La sismicidad ha continuado pero con menor intensidad, sin retornar a su nivel de base. La ubicación de los sismos, desde septiembre, cambió con respecto a lo observado en junio, ya que la mayoría se ubican directamente bajo el volcán. Esta migración de la sismicidad es algo que se ha observado en otros sistemas volcánicos, en ocasiones, previo al inicio de un periodo de actividad eruptiva, como por ejemplo en el volcán Guagua Pichincha en 1998-1999. Sin embargo es necesario indicar que este tipo de actividad con migración de eventos, no necesariamente termina en erupción, como por ejemplo Cotopaxi, 2001.

Adicionalmente, en este último periodo se han recibido reportes de andinistas sobre un incremento del olor de azufre que se percibe mucho más fuerte que en meses anteriores.

Dadas las características de la actividad actual, lo observado podría estar relacionado con una perturbación del volcán, posiblemente con una componente magmática que estaría alterando el sistema hidrotermal. Si esta perturbación se mantiene en los mismos niveles, podría desencadenar en el futuro (meses) una erupción pequeña, de características similares a la que presentó el volcán Cotopaxi en el año 2015.

El otro escenario posible es que esta actividad anómala regrese al nivel de base,  en cuyo caso la probabilidad de que se produzca una erupción sería muy remota.

Estos escenarios pueden cambiar en el tiempo en función de los datos de monitoreo que se sigan registrando en el volcán. La evolución de estos escenarios será presentada mediante informes especiales que se seguirán emitiendo de acuerdo a la actividad del Cayambe.

Publicado en Volcanes

El día 10 de agosto de 2016, un equipo de técnicos del Instituto Geofísico de la Escuela Politécnica Nacional se dirigió al volcán Cayambe para un realizar un reconocimiento de las fuentes termales de la zona gracias a la Colaboración de los Guarda Parques de la Reserva Cayambe-Coca quienes hicieron el papel de guías y acompañaron a los técnicos al reconocimiento de las fuentes.

Medición de Parámetros Físico-Químicos en aguas termales en el volcán Cayambe

Figura 1. Fuentes termales del volcán Cayambe.

 

Los técnicos visitaron las fuentes de Contadero (ubicada en la quebrada Ingañán)  y  la fuente de Sáyaro, ubicadas al NNO y SO del volcán Cayambe (figura 1).
Se realizó la medición de parámetros físicos: conductividad, pH y temperatura; además se recolectaron muestras de agua que serán posteriormente analizadas en los laboratorios del Centro de Control e investigación ambiental (CICAM) de la Escuela Politécnica Nacional.

Medición de Parámetros Físico-Químicos en aguas termales en el volcán Cayambe

Figura 2. A) Técnicos del IG y guardaparques en la fuente termal de Contadero. B) Muestreo de aguas en la fuente de Sáyaro.

 

Adicionalmente se llevó a cabo la medición de CO2 difuso en las aguas haciendo uso de un instrumento LI-COR en la fuente de Contadero, donde se pudo observar burbujeo proveniente de la fuente.

Con esta acción se busca establecer un monitoreo periódico de las fuentes termales asociadas al Volcán Cayambe, de la misma manera que se realizan en otros complejos volcánicos del territorio Nacional.

JB, DS, SH.
Instituto Geofísico
Escuela Politécnica Nacional

Publicado en Comunidad

Disminución de actividad sísmica

RESUMEN

El 5 de junio del presente año se registró un incremento en el número de eventos sísmicos tipo VT (generados por fracturamiento de rocas). Al momento esta actividad sísmica tiende a disminuir progresivamente llegando a niveles considerados como normales para este volcán. Cabe indicar también que no hay cambios en la deformación ni en la emisión de gases. Se considera entonces que esta anomalía no involucró un ascenso de magma y que el volcán está retomando sus niveles de actividad de base.


INTRODUCCION

El 15 de junio del presente año, el Instituto Geofísico en el Informe Especial Volcán Cayambe N.- 1, reportó la ocurrencia de una anomalía sísmica en dicho volcán. Posteriormente a este informe, el Instituto Geofísico ha trabajado en el análisis de los datos sísmicos y en el incremento de la capacidad de vigilancia instrumental instalada en la zona.

El Cayambe es un volcán activo. Posee un casquete glaciar sobre los 4800 m. El volcán se ubica a 15 km al oriente de la ciudad de Cayambe y los ríos que nacen de sus flancos cruzan el Valle Interandino alimentando al río Guayllabamba y otros se dirigen hacia el Oriente y desembocan en el río Quijos. El volcán Cayambe ha tenido al menos 21 eventos eruptivos en los últimos 4000 años (Samaniego et al. 1998). En base a los estudios geológicos, estadísticamente el volcán Cayambe tiene un periodo de recurrencia de erupciones de aproximadamente 200 años. Su último periodo eruptivo data de 1785-1786.

La red de monitoreo de este volcán está compuesta por 3 estaciones sísmicas, 1 estación inclinométrica, 1 GPS y 1 estación de medición de SO2. El monitoreo especialmente sísmico se inició en 1995 y los datos de estas estaciones llegan a tiempo real al IG-EPN.

Informe Especial Cayambe N. 2 - 2016

Figura 1. Red de monitoreo del Volcán Cayambe, formada por estaciones sismológicas que funcionan desde 1995 y estaciones inclinométricas – GPS que permiten medir la deformación de los flancos del volcán y un estación que mide la emisión de SO2.

 

ACTIVIDAD SÍSMICA

La figura 2 muestra una actualización de la actividad sísmica registrada en las últimas semanas, en ella se observa claramente una disminución en el número de eventos sísmicos, llegando a los niveles de base para el Cayambe, establecidos desde el año 1995, fecha en que se instaló la primera estación sísmcia en el volcán.

La secuencia de eventos registrada en junio responde a lo que se denomina un enjambre sísmico, es decir no existe un evento de magnitud mayor alrededor del cual se generen eventos más pequeños. En este periodo se contabilizaron 2300 sismos, siendo este el número más grande de eventos registrado en este volcán desde que se tiene monitoreo sísmico (Figura 3).

Informe Especial Cayambe N. 2 - 2016

Figura 2. Número total y tipo de sismos diarios del volcán Cayambe desde 1 de Enero 2016 hasta 2 de Julio 2016. Las columnas son separadas entre los tipos de eventos (VT = volcano-tectónico, LP = largo periodo, TREM = episodios de tremor y HB = híbridos).

 

Informe Especial Cayambe N. 2 - 2016

Figura 3. Número mensual de eventos registrados en el volcán Cayambe desde 1995. Las columnas son separadas entre los tipos de eventos (VT, LP, TREM y HB).

 

En la figura 4 se muestra la localización de los eventos tipo VT registrados en Junio e inicios de Julio, en donde se mantiene la concentración de sismos al noreste del volcán, similar a lo reportado en el informe anterior.

Informe Especial Cayambe N. 2 - 2016

Figura 4: Los eventos localizados cerca del volcán Cayambe desde comienzos de Junio del 2016. Los eventos amarillos ocurrieron desde el último informe (22 de Junio). Las líneas negras al noreste de la figura corresponden a los segmentos del sistema de falla Chingual.

 

En la figura 5 se observa un ejemplo de estos sismos volcano tectónicos.

Informe Especial Cayambe N. 2 - 2016

Figura 5. Sismogramas, espectros y espectrogramas de evento del 13 de junio a las 18h26.

 

DEFORMACION
El procesamiento de los datos de la estación CYMI con datos de los últimos días indica que no  hay deformación relacionada con el volcán (Figura 6).

Informe Especial Cayambe N. 2 - 2016

Figura 6: Serie temporal de la estación de GPS “CYMI”. Se observa claramente el salto que sufrió luego del terremoto del 16 de Abril del 2016, línea roja, pero no muestra cambios posteriores.

 

INTERPRETACION

La actividad sísmica observada en Junio presenta características propias de un enjambre.  Tomando en cuenta este hecho y la vecindad con un volcán activo como el Cayambe, se considera que este enjambre tiene un origen en un incremento puntual de presiones en el interior del volcán.  El número de sismos ha regresado a los niveles previos y no se han observado anomalías geoquímicas o de deformación de los flancos. Se considera entonces que  esta anomalía no involucró un ascenso de magma y que el volcán está retomando sus niveles de actividad de base.


MP/MR/AA/PC
Instituto Geofísico
Escuela Politécnica Nacional

Publicado en Volcanes
Página 1 de 2

Con el apoyo logístico de: